ADOLFO MUÑOZ PALANCAS GANA EL PRIMER PREMIO DEL CERTAMEN DE CUENTOS VILLA DE MAZARRÓN CON ‘DELIRIO DE NEGACIÓN’

El accésit ha recaído en Federico Goded Nadal por el cuento ‘El bucle de Elena’

     La edición XXXVII del Concurso de Cuentos ‘Villa de Mazarrón - Antonio Segado del Olmo’ celebró este fin de semana su entrega de premios. El certamen, organizado por la Universidad Popular y la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Mazarrón, ha tenido como ganador para este año a Adolfo Muñoz Palancas, de Villarta de San Juan (Ciudad Real) y residente en Lorca, por el cuento ‘Delirio de negación’, presentado bajo el lema “Sirrah” y que le ha llevado a hacerse con los 5.000 euros y placa del primer premio.

     El accésit ha recaído en Federico Goded Nadal, de Boadilla del Monte (Madrid), por la obra ‘El bucle de Elena’, presentado bajo el lema “Aupaleti” y por el que ha obtenido 3.000 euros y placa.

     La ceremonia de entrega de premios contó con la presencia del alcalde de Mazarrón, Gaspar Miras; el teniente de alcalde de Cultura, Ginés Campillo; el presidente del jurado, el periodista Ángel Olgoso; y el director de la Universidad Popular de Mazarrón, José María López Ballesta, entre otras personalidades de la sociedad mazarronera.

     Además de Olgoso y López Ballesta, el jurado de este año ha estado compuesto por Mari Ángeles Rodríguez Alonso, profesora de la Universidad de Murcia; Ginés Aniorte, escritor; Antonio Parra Sanz, escritor; y Fernando Fernández Villa, editor.

     Para esta edición del certamen se han presentado 1.167 trabajos llegados de diferentes puntos de la geografía nacional y de Latinoamérica, principalmente. De hecho, de esta última parte del mundo es la procedencia supera el 30 por ciento de los cuentos.

Ángel Olgoso, ‘Cuentos como luciérnagas’

     En la víspera a la entrega de premios del certamen, el presidente del jurado, el escritor y periodista Ángel Olgoso, ofreció la conferencia ‘Cuentos como luciérnagas’. En ella, Olgoso realizó toda una oda al mundo imaginativo como liberación del ser humano en contraposición a la pura realidad por banal y carente de estimulación para la creatividad de la mente del individuo.